Intento Intelectualoide

Frikez híbrida, desdeñada y otras cosas estúpidas (Pequeño espacio reservado para toda clase de engendros paranoides e intelectualoides que generen mis chilangas neuronas, con suerte se hallará algo coherente, no lo garantizo).

20060813

Diálogos de la calle

En una mañana templada y nublada, típica del DF, se encontraba una señora entrada en años barriendo la banqueta frente a su casa. Un hombre algo mayor se acercó para saludarla, era obvio que se conocían de años.

Tipo: ¡Buenos días, doña Blanquita! ¿Cómo se encuentra usted?

Doña Blanquita: Muy bien, gracias Lalo, ¿Y tú, que es de tu vida?

Lalo: ¡Ah! Pues fíjese, doña Blanquita, que yo decía que era un chingón, yo era un chingón y que nunca me iba a morir. Pero mire usted nomás, ¡Que ya me anda llevando la tiznada!

Silencio extraño.

1 Declaraciones Indecorosas:

At 14/8/06 11:24 a. m., Blogger Eratóstenes Horamarcada berreó...

Humorístico y al mismo tiempo tenebroso.

 

Publicar un comentario

<< Home